domingo, 10 de agosto de 2025

TERAPIAS Y ACTIVIDADES (Psicología Lugo)


¡Bienvenido/a al despacho de psicología! 


* TERAPIA PSICOLÓGICA

   Las sesiones de psicoterapia son un espacio seguro en el que hablar con libertad y en profundidad de cualquier experiencia, emoción, pensamiento, recuerdo... que la persona necesite compartir.  Cada sesión es un tiempo y lugar especialmente preparado para que la persona pueda conectar consigo misma, y vaya viviendo y sintiendo en compañía emociones que se han vivido en soledad o que permanecen congeladas u ocultas: el dolor, los verdaderos sueños, las ilusiones, los conflictos internos, la tristeza, la ira, el vacío, la culpa... Con el transcurso del proceso, la persona va a poder aumentar su autoconocimiento y su conexión con su propio Yo, así como a transformar definitivamente las emociones y pensamientos negativos que la trajeron a terapia. La psicoterapia es un proceso estructurado, en el que, aparte de la importancia de la expresión de emociones y pensamientos, se trabaja activamente buscando  lograr los objetivos terapéuticos. Así, durante las sesiones indagamos en la causa y el funcionamiento de aquellos sentimientos o patrones de pensamiento que están originando el problema, para cambiarlos por maneras de pensar y de comportarse más saludables y positivas. Se emplea con muy buen resultado en problemas como trastornos del estado de ánimo, problemas de conducta, baja autoestima, insatisfacción o malestar vital, exceso de autocríticas o preocupaciones constantes, dificultades de relación con otras personas... Una de las modalidades de trabajo que empleo integrada en la psicoterapia para trabajar e integrar traumas, es el Brainspotting.  Las sesiones de psicoterapia pueden ser presenciales u online.

* HIPNOSIS 

     La hipnosis es una técnica que se emplea dentro de un proceso de psicoterapia y como parte de él. Estar en hipnosis significa entrar a un estado agradable de conexión interna y de concentración aumentada. En él, se focaliza naturalmente la atención en las sensaciones, imágenes o emociones de la persona al margen de los estímulos externos y de los bloqueos y los límites de la mente racional. Durante la hipnosis la persona mantiene en todo momento el control, y es siempre dueña de sí misma, más incluso que durante la vigilia. Una vez inducido este estado de atención interna, se va trabajando en cada sesión el objetivo o problema que trajo a la persona a terapia, mediante el uso de la técnica más adecuada para cada caso y situación: sugestiones (directas o indirectas), terapia de partes o estados del YO para resolver conflictos inconscientes, reestructuración de esquemas mentales, regresiones de edad...  Esta técnica resulta efectiva en problemas como fobias, timidez, pánico, manejo de la ansiedad, control del dolor, fortalecimiento de hábitos, resolución de conflictos internos, cambio de esquemas mentales... Asimismo se puede utilizar para incrementar el autoconocimiento y la autoestima e incorporar mecanismos de autocontrol y de superación personal. Es necesario ser constante con el proceso de psicoterapia, y así se van a ir produciendo sesión tras sesión cambios y mejoras cada vez más apreciables, y que serán permanentes en la persona.


*HIPNOSIS CLÍNICA REPARADORA (HIPNOSIS REGRESIVA)


    La hipnosis clínica reparadora es una técnica que se emplea dentro de un proceso de psicoterapia y como parte de él. Consta de una rica y compleja variedad de técnicas y procedimientos que inducen a la persona a conectar con experiencias que no fueron comprendidas o asimiladas en el momento en que estaban sucediendo, y que influyen en su vida actual de forma negativa. Pueden ser episodios de la infancia o adolescencia, o de unos pocos años o meses atrás. Se trata de acontecimientos que supusieron un shock emocional. O de eventos que impulsaron a la persona a conductas o hábitos de adaptación a su entorno que a día de hoy le causan problemas, trastornos o dificultades.
La regresión significa sumergirse en un viaje al interior de uno mismo/a, pero en lugar de tratar de conectar con las emociones o los recuerdos en soledad y en estado de vigilia (algo que suele asustarnos, nos genera mucha culpa, nos provoca rechazo o nos resulta confuso...), en estas experiencias se hace en un estado potente de concentración interna y además en compañía de una terapeuta profesional. De esta manera, la persona recibe comprensión, guía y un apoyo seguro durante todo el camino, realizándose toda la experiencia a su propio ritmo y de la forma que lo necesite, pero a la vez buscando siempre avanzar e ir más allá de lo evidente, hacia lo profundo del ser. Con este tipo de hipnosis se intenta que, sesión tras sesión, el paciente resuelva y finalmente integre sus experiencias pasadas. Podrá contactar en un entorno seguro y en compañía terapéutica con aquellas situaciones que le causaron mucho dolor, confusión, temor o resentimiento, y encuentre una forma sana de resolverlas. Además se consigue la liberación de emociones contenidas y guardadas desde tiempo atrás, emociones que influyen muchas veces de forma intensa en la vida presente. 


* PSICOLOGÍA EDUCATIVA Y FAMILIAR 

   En ocasiones sucede que un niño/a no ha adquirido algunos conocimientos o destrezas para poder sentirse cómodo y seguro en su mundo escolar, familiar o social. O puede padecer algún miedo, trauma o emoción que le desborde y no sepa cómo manejar. En ese caso es beneficioso enseñarle aquello que no ha sido bien aprendido, ayudarle a desarrollar alguna nueva habilidad, o trabajar con sus miedos y emociones. Se trabaja mediante intervenciones adaptadas a los niños/as: dibujo, terapia con cuentos, juego terapéutico, visualizaciones imaginativas, relajaciones guiadas... Se trata de que finalmente el niño sea capaz de conseguir una buena autonomía en todos los niveles: física, en el control de miedos, en sus destrezas conductuales, en la alimentación, control de esfínteres, en la escuela... Otras veces los problemas en las familias nacen porque los padres no saben qué hacer con determinadas situaciones o conflictos de sus hijos/as, como manejar desde la calma sus emociones y miedos, como comunicarse con ellos/as con respeto, como hacer que cumplan las normas... En este caso se suele intervenir enseñando a los padres nuevos modelos de conducta, mejorando el estilo educativo que utilizan, o ayudándoles a desarrollar estrategias y técnicas para manejar los problemas y superarlos definitivamente. 



* RELAJACIÓN Y MEDITACIÓN (Adultos e infantil)

     Puedes elegir entre sesiones individuales o en pareja para practicar diferentes técnicas de relajación o meditación e incorporarlas a tu vida diaria. También puedes optar por realizar un completo programa de aprendizaje de técnicas de relajación, o bien de técnicas de autohipnosis. Algunos de los beneficios demostrados de practicar regularmente la relajación  y/o la meditación son: Disminuye la presión arterial y el ritmo cardiaco; regula el ritmo respiratorio; se regula la respiración (lo que aporta mayor nivel de oxígeno al cerebro y a las células); disminuye la tensión muscular; se reducen los niveles de secreción de adrenalina y noradrenalina; se reducen los niveles de colesterol y grasas en sangre; aumenta el nivel de producción de leucocitos (lo que refuerza el sistema inmunológico y aumenta la capacidad de recuperación y prevención de enfermedades); desarrolla un estado de descanso y sueño nocturno a un nivel más profundo; aumenta las frecuencias diarias cerebrales Alfa (asociadas a la relajación y bienestar)... También hay sesiones de meditación o relajación guiada para niños y niñas. Los beneficios son muchos y se ven desde la primera sesión, como disminuir su ansiedad, mejorar los casos de hiperactividad, aprender a enfrentarse a emociones que no saben afrontar, mejorar la concentración en sus actividades diarias, mejorar la creatividad... Incorpora estas prácticas a tu día a día y disfruta de una vida más llena de equilibrio, tranquilidad y salud. 


Marta Rodríguez Álvarez
Psicóloga Colegiada 4619
(Rúa Círculo das Artes, 18, Entlo. B -Lugo.)
Tlf. 633 421 884
marta25@gmail.com

******************************

viernes, 19 de agosto de 2016

Poner límites a los demás, la importancia de proteger nuestra integridad emocional

Todas las personas traemos al venir al mundo un fuerte instinto de supervivencia, una energía que nos mueve a autodefendernos del mundo exterior, cuya finalidad es protegernos de ataques y peligros. Es gracias a ella que hemos podido sobrevivir como especie durante cientos de miles de años. 

Al vivir en una sociedad moderna, esta tendencia a la autoprotección no es ya tan necesaria contra peligros externos como los depredadores, el clima, los ataques de otros seres... Sin embargo, sigue teniendo su función para protegernos de otro tipo de ataques menos evidentes y que son peligrosos para nuestras emociones e integridad psicológica: las críticas, exigencias de los demás y de la sociedad o la cultura, maltratos psicológicos, chantajes emocionales, desvalorizaciones... Los problemas que se pueden presentar con esta energía son por exceso o por defecto. Hoy prestamos atención a las carencias o bloqueos con esta tendencia a la autoprotección. Y es que las reglas de la sociedad, la influencia del grupo social o religioso, las normas familiares que tiendan a buscar el conformismo y la obediencia, las inclinaciones pacíficas o represivas de la personalidad propia... pueden bloquear, negar o reprimir ese instinto. Así, permitimos día tras día agresiones (verbales, físicas, sociales...), demandas externas y abusos emocionales sin defendernos de ellos. Pero ese instinto no puede eliminarse. Esa energía quedará dentro, lastimada por las ofensas e injusticias, inquieta como una fiera enjaulada. Y se manifestará de distintas maneras: ira desmedida contra personas o situaciones que no tienen que ver con quien nos agrede, con depresión (que es en ocasiones una auto-agresión), frustración vital, baja autoestima, autocríticas internas devastadoras (la "fiera" nos ataca a nosotros/as, al no consentir que esa energía ataque a nuestros agresores externos, se gira hacia el interior)...


La solución, ya la podéis imaginar... pasa por reconocer y también agradecer a esa parte su labor, y dejarle realizarla de una manera apropiada para nosotros/as y para nuestro entorno. Permitirle hacer su función de manera equilibrada, sin culpas ni miedos. Es aprender a negarse a lo que resulta tóxico, poner límites a los que dañan, evitar situaciones y personas agresoras, expresar necesidades propias, decir NO... Se pueden poner límites y autoprotegerse con mucha creatividad, incluso con cortesía o con sentido del humor. No es necesario agredir ni ser hostil para defenderse y poner límites. A las fieras les basta con una mirada, una postura o un movimiento para marcar el límite y poder proteger su integridad... 


Si necesitas ayuda con este u otros problemas o dificultades, puedes solicitar una sesión de asesoramiento gratuita para valorar iniciar un acompañamiento o terapia que te sirva para mejorar tu vida.

Marta Rodríguez Álvarez
Centro ALECÉS
Rúa Círculo das Artes, nº 18. 
-Lugo-
Tlf. 633 421 884
marta25@gmail.com
(CITA PREVIA)

miércoles, 3 de agosto de 2016

LA CANCIÓN DIVINA DE DIOS (Fragmento del Bhagavad Gita)

LA CANCIÓN DIVINA DE DIOS 
(Fragmento del Bhagavad Gita, «El canto del Espíritu».)


“¿Por qué te preocupas sin motivo alguno? ¿A quién temes sin razón? ¿Quién te podría matar? El alma no nace, ni muere.



Cualquier cosa que pase, pasará por tu bien; lo que esté sucediendo, está sucediendo para bien; lo que vaya a pasar, también sucederá para bien.


No debes lamentarte por el pasado. No debes preocuparte por el futuro. El presente está sucediendo… ¿Qué pérdida te hace llorar? ¿Qué has traído contigo? ¿Qué crees que has perdido?

¿Qué has producido, qué piensas que se ha destruido? No has dado nada, tú no has traído nada contigo, cualquier cosa que poseas, la has recibido aquí. Cualquier cosa que hayas tomado, la has tomado de Dios. Lo que sea que hayas dado, se lo han dado a Él. Todos ustedes llegaron con las manos vacías, y regresarán con las manos vacías.

Cualquier cosa que poseas hoy, pertenecía a otra persona el día de ayer y pertenecerá a otra diferente el día de mañana. Erróneamente todos los hombres y mujeres han disfrutado de esa idea de pertenencia. ¿Es esta falsa felicidad la causa de sus penas?

El cambio es la ley del universo. Lo que tú consideras como muerte, es en realidad la Vida. En cualquier momento podrías ser millonario, y en el siguiente puedes caer en la pobreza.

Tuyos y míos, grandes y pequeños… borren todos esas ideas de su mente. Entonces todo les pertenecerá y todos serán dueños. Ese cuerpo no te pertenece, tampoco tú eres de ese cuerpo. El cuerpo está formado por fuego, agua, aire, tierra y éter, y retornará en estos elementos. Pero el alma es permanente, así que…
¿Quién eres realmente?…"






lunes, 18 de julio de 2016

Influencia familiar en la anorexia. Dinámicas de las "familias anoréxicas."

Os comparto una muy interesante y completa tesina (Anorexia nerviosa: perfil familiar. La incidencia de la familia en la enfermedad. Universidad de Belgrano. Autora: Johanna Raquel Sala. Tutora: Alicia Arilla.)  acerca de cómo el entorno familiar favorece la anorexia, y que tipo de dinámicas y de intercambios familiares conscientes y sobre todo inconscientes lo mantienen activo. Se conoce desde hace años que hay dinámicas y relaciones familiares que pueden ayudar a generar y mantener los trastornos alimentarios (algunos autores las denominan "las familias anoréxicas", ya que se considera que es un problema de funcionamiento de toda la familia, no solo del miembro que manifiesta el síntoma), y ese tipo de influencia familiar es el objeto de estudio de este trabajo. A las personas interesadas directamente en el tema y a los profesionales que trabajen con estos trastornos en terapias, les puede resultar muy interesante y de ayuda. Cito unos fragmentos del estudio, y al final dejo el enlace al trabajo completo.

"El objetivo principal de este trabajo se centrará en dos aspectos: determinar las características comunes de las familias donde uno de los miembros padece de Anorexia nerviosa y de que manera estas características inciden en la enfermedad. Es necesario aclarar que no solo un factor, en este caso el familiar, es el causante de esta enfermedad sino que también inciden factores biológicos, socioculturales y psicológicos."

"La mayoría de los autores mencionados en este trabajo, sostienen que las personas que presentan características como: problemas con la autonomía, autoestima baja o vulnerable, sentimientos de ineficacia, gran necesidad de aprobación externa, distorsiones en la imagen corporal, tendencia a la perfección y a controlar todo, incluyendo el control del peso, tienen una mayor probabilidad de padecer anorexia nerviosa.

Con respecto a los padres de la paciente, encontramos que ambos, comparten un aspecto común con sus respectivas familias de origen: se sintieron en general poco comprendidos por sus madres en la infancia; pero paradójicamente suelen privilegiar, generalmente las madres, las relaciones con su familia de origen sobre la relación de alianza con el cónyuge. Son varios los autores que coinciden en que existe una elevada insatisfacción en la relación de pareja de los padres de la paciente; mostrando dificultad para resolver sus diferencias. En relación a esto, Minuchin sostiene que existe una tendencia en estas familias a involucrar al hijo, utilizándolo como agente desviador de los conflictos conyugales. Cada miembro se sobreocupa con un tercero para evadir las dificultades de pareja; generalmente la madre entregándose en exceso a sus hijos y el padre dedicándose al trabajo e involucrándose en actividades en su tiempo libre. 

Galperín, C. (1996) y Chandler (2001) entre otros autores sostienen que el padre suele ser pasivo y distante tanto de la familia en general como de la hija, en particular. Él aparece, frente a la hija, como una “presencia muda”, no busca ni le es ofrecido un lugar al lado de ella; la madre monopoliza el vínculo con su hija.  El perfil de estas familias puede describirse como familias convencionales que sostienen las apariencias a cualquier precio, familias encerradas en sí mismas que temen al mundo exterior unidas por un funcionamiento patológico, que centran todas su voluntad en tratar de evitar conflictos internos y mostrarse como perfectas. Con respecto a esto, Minuchin, S y Fishman, H (1981) sostienen que estas familias tienen una enorme preocupación por mantener la paz o evitar los conflictos, parecen enteramente normales, la familia “ideal”.


Los movimientos familiares se caracterizan principalmente por aglutinamiento y sobreprotección; la aparición de cualquier tensión o posibilidad de discusión, son vistos como peligrosos y como amenazas a la unidad familiar, por lo tanto la imagen de la familia aparece como armoniosa. Desde este punto vista, el síntoma de la paciente tiene una potente función protectora para evitar el conflicto donde probablemente la enfermedad de la hija justifica cualquier otro problema. Por consiguiente esto les permite a los padres eludir la responsabilidad de afrontar sus propios conflictos ya que la enfermedad oculta cualquier tensión.


El inicio, disolución o mantenimiento de la anorexia se contextualizan en una estructura disfuncional, donde los movimientos familiares inadecuados ayudan a mantener la “homeostasis familiar”. En relación a esto, Minuchin (1978) postula que cierto tipo de organización y funcionamiento familiar conduce al desarrollo y mantenimiento de este trastorno; los miembros de la familia están atrapados en patrones de interacción en los cuales los síntomas de la hija desempeñan un rol central en la evitación del conflicto que subyace y en el mantenimiento de un cierto equilibrio familiar.



Los factores precipitantes de la enfermedad, generalmente no están ligados al modo de funcionar del sistema familiar; en cambio, los factores predisponentes y los perpetuantes tienen que ver, entre otras características, con los comportamientos y con el funcionamiento de la familia; éstos últimos son los que contribuyen con fuerza a mantener la enfermedad. También las características individuales y socioculturales fueron consideradas como aspectos que predisponen a la enfermedad. Concordamos con Crispo, R., Figueroa, E. y Guelar, D. (1998) que plantean que ninguno de estos factores es en sí mismo suficiente para que alguien presente un trastorno de la alimentación.

Coincidimos con Toro, J y Villardel, E (1987) con respecto a la idea de que la anorexia acaecida en una familia, es siempre un problema del grupo familiar y consideramos que la siguiente idea sostenida por los autores refleja lo que se intentó desarrollar a lo largo de este trabajo: “la familia no tiene por que ser la causante de una anorexia nerviosa. Pero la familia, afectada por la anorexia, la puede y suele mantener, mediatizar y complicar. Es decir, los familiares de la paciente anoréxica evolucionan y actúan de modo paralelo a como evoluciona y actúa la anoréxica”.


En función de lo aquí planteada, se considera que el modo más efectivo para pensar en la recuperación de una paciente que padece anorexia nerviosa, es a través de un tratamiento integrado de enfoque sistémico, con el objetivo de que todos los integrantes de la familia comprendan porque en un momento dado, uno de ellos “enfermó”. Es necesario que dicho tratamiento incluya una terapia individual para la paciente, una terapia familiar, una terapia de pareja para los padres de la paciente y por último, sería interesante que los padres tengan la posibilidad de concurrir, en el inicio del tratamiento, a grupos psicoeducativos (donde se los provee de información acerca de la naturaleza del trastorno)."


TRABAJO COMPLETO: